Posteado por: librattus | mayo 13, 2009

Mantis Religiosa, Campamocha, Cerbatana, etc.

La mantis religiosa (Mantis religiosa), también llamada santateresa, tatadiós, campamocha, mamboretá, cerbatana, usamico, comepiojos o matapiojos, es un insecto de la familia Mantidae, orden Mantodea. Originaria de sur de Europa, fue introducida en Norteamérica en 1899 en un barco con plantines.

SIMBOLOGÍA: La palabra Mantis deriva del latín Mantis, que significa: Adivino. Comúnmente se le conoce como rezadora o Santa teresa (Mantis Religiosa) debido a su hábito de extender sus patas delanteras sobre su cabeza, como en la oración. En China es conocida como Tien ma (Caballo celestial) y Sha ching (Insecto asesino). Este último nombre se debe a que, de acuerdo a numerosas leyendas, se lo considera un guerrero hábil, tanto por su coraje como por sus tácticas.

Una de las LEYENDAS dice que durante la dinastía Tang, el Duque Chuang de Tsai, mientras estaba yendo a cazar advirtió que una mantis intentaba detener el carruaje. ¿Qué es esto? se preguntó, y su asistente respondió: “Una mantis, un insecto que sabe cuando avanzar, pero que no se rinde. Sin siquiera considerar su fuerza, siempre ofrece resistencia”. El Duque Chuang dijo “Sinceramente si fuera un hombre sería el líder del Imperio”. El hombre sabio no retrocede ante los peligros aunque en ello exponga su vida.

Como Talismán Funerario, la mantis transmitirá su coraje al difunto; tanto durante su vida de ultratumba como en la posterior y le ayudará a enfrentar sin temor su nueva vida.
Este insecto, aunque tallado durante la dinastía Ching, denota el vigor con que se lo representó en la antigüedad. De color verde translúcido y cuerpo alargado, posee patas anteriores robustas; cabeza con movimiento y ojos grandes y distantes. Su cuello es delgado, sus alas y élitres largas.

PROPORCIONES: Su tamaño es mediano. Alcanza una proporción cerca de 6,5 cm de longitud en su madurez. Las hembras son mayores que los machos, lo que puede provocar problemas cuando se aparean. Las hembras se reconocen por las proporciones de sus alas, más cortas que el abdomen. Posee un tórax largo y unas antenas delgadas. Tiene unos grandes ojos compuestos en la cabeza la cual puede girar hasta 180º y tres ojos sencillos entre los ojos compuestos. Sus patas anteriores, que mantiene recogidas ante la cabeza en actitud orante, están provistas de fuertes espinas para sujetar las presas de que se alimenta. Es voraz y muy común en lugares cálidos.
La Mantis Religiosa posee patas atigradas y con proyecciones en forma de espuela, pero sus tamaños y proporciones las diferencian, igual que su coloración. En una, las patas son verdosas, en otra son pardas. La que parece a una hoja seca suele moverse como una verdadera hoja seca mecida por el viento. La mayoría se queda en la misma posición durante horas, al acecho, esperando que su alimento se acerque lo suficiente.

Por último este especimen que aparece aqui abajo fue capturado por mi cámara en casa de Elizabeth Leal en Monterrey,  largo camino si nos ponemos a pensar que viene de Europa.

mantis

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: